En la memoria

EN LA MEMORIA...

Muchos momentos, personas y escenarios se van de nuestros recuerdos y es necesario volverlos a pasar por el corazón para que no se queden en el olvido. Podemos hacer memoria, recrear nuestra memoria a través del registro.

 

PARQUE PRINCIPAL

PARQUE DE TIBASOSA. Nuestro Parque Principal, otra época para recordar. Aparece la tradicional volqueta de siempre, la que manejó "Roche" y la famosa "chiva", de quién sería?. Ahí está intacta la Casa de la Tesorería y el Centro Cultural. Y el contorno de las montañas al natural, sin el "Salvaje Amistoso", ni casonas. El paso del tiempo vive en nuestra memoria.

 

El Parque Principal ha sufrido las modificaciones del tiempo y la entrada en otras necesidades. Observamos la calle 4 entre carreras 9 y 10, sitio donde hoy están el Restaurante Boyacá Real, la Registraduría y los locales de las Monjas (Artesanía, Papelería y Cafetería). El paso del tiempo... memoria de nuestro parque.

 

DANZAS CAMPESINAS DE TIBASOSA

DANZAS CAMPESINAS DE TIBASOSA. 1980, en el Teatro Colón de Bogotá. Pedro Cogua, María del Carmen Cabezas, Luz Mery Zea, Saturnino Zea y la música de Abel, Teodoro, Jorge y Honorio "Los Hermanos Cardozo". 

 

LA MACACA

Quién no recuerda LA MACACA?. Desde un simple paseo hasta todo un día zambulléndose en sus aguas tranquilas. Fue la piscina tradicional de los años sesenta, setenta y ochenta, junto a otros pozos como "El de Don Marcos", el "de las Flores", "La Efe", el de "La vieja Elvira" o se combinaba con el Río Chicamocha. Muchas generaciones aprendimos a nadar o por lo menos a no dejarnos hundir. Y cómo olvidar el verde que se pegaba al pantalón producto del tobogán "pulque" que nos deslizaba.
 
LA MACACA. Su nombre tomado de su dueña, de una familia de Don José Niño, propietarios del predio. LA MACACA vive en nuestra memoria y se resiste a desaparecer... por lo menos en èpocas de invierno allì está dispuesta e imponente para recibirnos. Un momento para traerla a la memoria y para perpetuarla, si la cuidamos, claro, y si respetamos su entorno.
 
 
DON JULIO ROJAS AVELLA
Un músico y cantador de coplas y cantadurías. Hacedor de instrumentos. Desde su rancho ubicado en Cuatro Esquinas componía sus maneras para gozarse la vida. Recordado por sus participaciones en el Día del Campesino y sobre todo por su copla picaresca e ingenua para "echarle vainas a las mujeres".
 
 
DON RAFAEL FAJARDO "COJO"
Se fue con muchas historias, esas historias que no admitían comparaciones académicas, que referenciaban hechos y gentes intemporales. En su tradicional tienda (donde hoy quedan Las Margaritas) o sentado frente a su casa saludaba a todo el que pasaba y todos lo conocían. Si había tiempo conversaba un ratico y varios ratos... mágicos relatos encuadernados en la memoria, que se contaban con detalles, con fechas, con nombres, salpicados con anécdotas. Rafael "Cojo" nació un primero de noviembre de 1900 y murió el 12 de noviembre de 1997.
 
 
BALDOMERO
Si Baldomero, ese que se caminó todas nuestras calles. "Callo" hecho zapato de tanta andanza a pie desnudo. Baldomero nos corrió en la salida de la escuela y golpeó nuestra puerta en busca de un plato de sopa. Baldomero, risa llena de eco... vive en nuestra memoria... 
 
Comentario Néstor Tristancho. Excelente fotografía, cómo olvidar a Baldomero, nunca se me olvidará su vozarrón y su risa, fueron muchas veces las que lo ví comiendo algo en el patio de mi casa; también me acuerdo que siempre que mi papá lo contrataba para venir a trabajar, se perdía por varias semanas; él vivía o venía de Firabitoba eso siempre decía. Recuerdo que cuando pequeño aprendí a eructar como Baldomero (se oía a dos cuadras) y yo lo hacía frente a mi casa, mi mamá decía por ahí llegó Baldomero, hay que darle algo de comer, yo soltaba la risa y mi madre me soltaba un coscorrón (aclaro todavía lo hago solo que mi mamá ya no me da coscorrones, pero nos acordamos de él.)
 
Baldomero: hubo muchos, reyes, poetas, hasta un torero, todos de apellidos distinguidos, por eso el de nosotros fue especial porque solo era Baldomero.
Significado: Audaz e insigne
Origen: Germano
Festividad: 27 de Febrero
Personalidad: Necesidad de una continuidad para ver cumplidos sus planes vitales. Siente una generosidad y optimismo vital 
 
MARÍA PALITOS
María “Palitos", murio el martes 16 de junio de 2008, pocos nos enteramos, muchísimos menos acompañaron su sepelio, abandonada hasta de su propia muerte, tres días después se supo de su fallecimiento y una tarde en el Cementerio Central se quedó otro personaje que marcó la historia de Tibasosa.
 
María “Palitos” es el nombre y las imágenes que se quedan en el pueblo, las mismas que ahora deambulan por estas calles, las mismas que ahora nos hacen recordarla, cuando muchas veces pasamos por su lado y esquivamos hasta su jovial saludo.
 
Tal vez no quiso ser “personaje”, ni quedarse enredada en la historia del pueblo, ni siquiera supo de sobre nombres, de eso que los hace ser “típicos”, pero su vida y su cotidianidad recogiendo palitos por las calles, la pusieron en ese lugar, junto a muchos otros como Mariana o Baldomero, personajes que hoy la memoria nos obliga a recordar, a volver a pasar por el corazón.
 
Rosa Tulia Monroy, “María Palitos”, tenía todos los años, o cuarenta como decía ella, y nació en alguna parte de Boyacá o por Cabrera o Pandi, cerca del Nevado, donde pudo ubicar su parentela. Sus recordaciones viajaban sin lugar, espacio o tiempo, saltaba de una pregunta a otra respuesta y en medio de su escurridiza memoria dejaba alerta los sentidos para comprender su mundo, esa realidad que cobijaba con muchos “trapitos”, -como otros la conocieron-, con múltiples colores de pies a cabeza.
 
Su saludo era sensible, sincero, de una voz elocuente, pura; de paso en paso, de cuadra en cuadra, de calle en calle, por donde pasaba mostrando su cortesía. Eso los días en que su cuerpo se lo permitía, los demás metida en su refugio, en su “casa”, un rancho medio desbaratado, arriba del Parque, cerca de la Capilla de la Inmaculada, donde cocinaba lo escaso que le daba la vida en un fogón de tres piedras.
 
En fin, se fue María Palitos, en medio de una pobreza absoluta, abandonada hasta de su propia muerte, pues solo tres días después alguien la extrañó y se supo de su fallecimiento. Un entierro de “medio pelo”, más triste y gris que cualquiera, con apenas los suficientes para cargarla. Nos dejó el secreto para conservarse: “un refajo, dulce y amarga, con Martina (pony malta) y cáscaras de huevo”. Y dijo que nos volvería a contar más historias, quedamos a la espera… 
 
Comentario Karen Paola Ochoa. Maria, como soliamos llamarla, tocaba a la puerta en busca de una aguadepanela con mogolla ó un caldito de pan. Maria, que aveces se quedaba dormida despues de su merienda...Solia hablar de su vida y de personajes conocidos y no conocidos.
 
Maria, mujer tierna y de miradasincera. Maria Mujer digna de fotografiar, María, que muchas veces llegaba con su pelo chmuscado por el fogon que mi imaginacion recreaba. Maria, pedia siempre al de arriba que se acordara de ella, que estaba cansada de sufrir y de pasar trabajos. Maria, mujer tierna y sincera. 
 
LA BASTILLA
La memoria es esquiva, si no se cuenta, si no se recrea, se queda extraviada. Recuerdan La Bastilla (la de Don Victor y doña Inés o Inesita), la tienda de Pedro Cogua en El Parque, la casa de Los Moreno?. Pues bien La Bastilla, que parecía resistirse al tiempo, YA NO ESTÁ, miles de recuerdos, miles de momentos... Ahora el viejo título artesanal se cambió por uno contemporáneo. Tenemos Banco, no uno para sentarse, más bien, uno para hacer cola y mover la platica. Vemos (arriba) esta toma de esa cuadra del Parque, hace muchos años: la casa de Las Moreno, la tienda de Pedro Cogua, el lote de Don Victor, la Bastilla y al fondo nuestro Puesto de Salud. Y al lado LA BASTILLA en sus últimos días (2005). La memoria...
 
JOSÉ VÁN GUEVARRA
José Iván, el amigo por siempre...
 
1995. José Iván fue el primero en llegar cuando se convocó para conformar el Colectivo de Comunicación y siempre era el último en despedirse. Nos acompañó en todos los caminos, en todas las bregas, las alegrías, siempre tuvo una palabra y una mano para hacer posible los sueños. Su casa fue escenario de la radio, su vida se fue antes de tiempo, ahora es nuestro cómplice en el cielo eterno...
 
LUCY MARITZA NOY
Lucy Maritza Noy Pulido, en 1995, tiempos del A.M. Los domingos en la mañana hacìa volar sus palabras, sus sueños, sus intentos de radio. Locutora, productora y en el control máster... ganas por la radio!.
 
PRIMER COLECTIVO DE COMUNICACIONES
 
Nuestro primer COLECTIVO DE COMUNICACIONES. Tiempos de radio en 1.580 A.M.. Septiembre de 1994. Aparecen:
 
1ª FILA SENTADOS. Liliana Saavedra, Gabriela Vargas, Agustín Galán, Doris Ibañez, Lorena Saavedra, José Antonio Corredor y Sonia Pérez (Directora de Asosemillas).
2ª FILA SENTADOS.Fernando Faura, Gilberto Alarcón, Edgar Alba, Juan Carlos Camargo, Leonardo Garavito y Geovanny Mesa.
DE PIE. Yolanda Camargo, Gloria Ibañez, Yanive Benitez, Esperanza Ibañez.